Qué hacer si tenemos mal olor en un desagüe

En algunos casos detectar una obstrucción o problemas con las tuberías es bastante sencillo, solo debes prestar atención por si existe algún mal olor en los desagüe.

Una de las situaciones incomodas que debemos enfrentar en nuestra vivienda es cuando algunos de los desagüe comienza a desprender  malos olores debido a los residuos que se quedan adheridos en ellos.

¿ Por que se producen los malos olores en las tuberías?

Los malos olores casi siempre son el resultado de los malos hábitos que tenemos todos los días y que ignoramos:

Entre las principales causas están:

  • Aguas estancadas: En algunas áreas de las tuberías el agua se empoza produciendo orladores de bacterias y moho.
  • Los detergentes y jabones. Utilizar comúnmente detergentes y jabones sobre los fregaderos ocasionara que se desprendan químicos que se adhieren a la grasa que esta en las cañerías. De a poco esta empieza a degradarse y ante cualquier estímulo despide mal olor.
  • El sellado de tubos. Al sellar los tubos de las tuberías  debido a la humedad y el moho, estos comienzan a degradarse y como producto de esto aparecerá un desagradable olor que comenzara a empeorar con la aparición de bacterias.
  • Restos de alimentos. Esta es una de las causas principales, los restos de comida que se van por el fregadero con el paso del tiempo producen taponamiento y malos olores en las cañerías. Lo más recomendable es utilizar un filtro que retenga en la superficie del fregadero todos esos  trozos de alimentos.

Soluciones al mal olor en un desagüe

Lo primero que  debe hacer si nos vemos de cara con una situación de estas es revisar el sifón. Cada uno de los elementos sanitarios tienen un sifón que suele estar ubicado en la parte posterior o inferior del elemento sanitario. Habitualmente es un conjunto de tubos blancos que posee  una tuerca inferior de registro que tenemos que aflojar luego de haber accedido a la ubicación donde se encuentran los desechos orgánicos que el agua no logra llevarse consigo. Despues de tener limpio el sifón debemos colocar nuevamente el tapón de registro, enroscándolo para luego comprobar si el trabajo realizado a sido eficaz.

Si observamos que continuamos presentando el mismo problema, podríamos intentar con el método de ejercer presión. Para esto,  debemos llenar el aparato sanitario con un poco de agua y comenzar a ejercer movimientos rápidos que vayan de abajo hacia arriba y así lograr el movimiento del atasco y su disolución. Si al ser realizado este proceso tampoco surte efecto, hay que pasar a la utilización de algún producto químico  diseñado para estas tareas. Teniendo siempre en cuenta el seguimiento normas mínimas, como por ejemplo,  utilizar guantes.

Por finalizar, también se pueden utilizar algunos remedios caseros que pueden ser útiles y muy económicos. Sin embargo, la mejor recomendación que podemos darte es contactar con expertos  como los que tenemos en nuestro equipo de Castellon, para que pueden echar un vistazo  y darle una solución a cualquier tipo de problema en que tenga con su red de saneamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *