Trucos para conseguir desatascar una tubería

Un problema muy común que en desatascoscastellon.es vemos en todas las viviendas es el atasco de una tubería, aunque tienes que saber que no siempre va a ser necesario avisar a un fontanero si tienes en cuenta algunos trucos para evitarte un gasto que no es necesario. El desatascador va a ser tu gran aliado en estos casos, y es que es por excelencia, la herramienta principal en un atasco. Para que desempeñe su papel a la perfección debes llenar unos cinco centímetros de agua el fregadero y bombear con él hasta que se elimine el tapón existente y el desagüe vuelva a realizar su función de manera correcta.

Si este método fallara puedes usar otro como por ejemplo conectar una manguera en el grifo y meterla en el desagüe todo lo que se pueda, intentado que salga lo menos posible de agua para que sea mayor la presión que ejerce. Si por otra parte el problema está en el inodoro, usa una escobilla enrollada con una toalla y muévela hacia arriba y hacia abajo hasta que desatasques la tubería.

Si siguen sin funcionar ninguno de estos métodos, utiliza una mezcla de agua hirviendo y sosa que podrás encontrar en cualquier tienda especializada, aunque debes tener mucho cuidado, ya que este producto es muy tóxico y puede llegar a provocarte daños graves en la piel.

Cómo prevenir atascos en tus tuberías trucos ofrecidos por los compañeros de Aspol (https://www.obrasdepoceriaenmadrid.es)

Cuando logres que las cañerías funciones de nuevo correctamente, lo ideal será mantenerlas para que no se vuelvan a atascar y tengas que volver a repetir los procedimientos anteriores. Para ello lo primero que tienes que hacer es que los residuos se vayan por el desagüe. Piensa que además de salirte muy cara la avería, va a suponer un derroche extra de agua. Una vez al mes tampoco está de más que abras el sifón y quites los desperdicios que se hayan ido quedando acumulados en él. Si quieres limpiarlo sin usar productos químicos, echa medio vaso de vinagre y medio de bicarbonato y acabarás con toda la suciedad que se haya ido adhiriendo a las tuberías. Además también vas a conseguir que no se emitan olores desagradables por la acumulación de residuos. Otro truco que te puede venir muy bien es echar por el desagüe los posos del café ya que éstos ayudan a eliminar los restos de que comienzan a acumularse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *